Legend

Algunos géneros debieran andarse con ojo a la hora de ser abordados desde una perspectiva intimista. Al menos gran parte en ellos debiera desprender exceso como ingrediente indispensable para llegar a buen puerto; imagínense por un momento al bueno de ‘Baz Luhrmann’ manteniéndose contenido con ‘El gran Gatsby’; pues eso mismo.

Y tan sólo un puñado de directores pueden imprimir ese exceso con grandeza al género al que pertenece el film que nos ocupa; entre ellos Martin Scorsese. Y si no es así, como el caso de ‘Legend’, un biopic sobre los gemelos Kray, unos gángsters que dominaban el cotarro en el Londres de los 60, con un director como Brian Helgeland, muy contenido, al final uno se queda tan sólo con una gran interpretación por parte de su protagonista, pero con un film raquítico.

No cabe duda que Tom Hardy nos regala una de las mejores actuaciones de su carrera, en el rol del esquizofrénico hermano gemelo, pero mas allá de eso, uno nunca tiene la sensación de que el film despegue; ni tan siquiera se percibe subida alguna a lo mas alto, ni caída en desgracia de los protagonistas que uno espera ver en una película de gángsters, ni tampoco se explota como es debido la contraposición de caracteres de los dos hermanos, la racionalidad frente a la locura que tanto juego debiera haber dado.

Tom Hardy golpea dos veces, pero ni tan siquiera eso puede impedir que encontremos en ‘Legend’ algo que se acerque medianamente a clásico alguno del género…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.