The Invitation

El dolor. Ahí es nada. O mas bien como gestiona cada uno el dolor a través de la pérdida. ’The Invitation’ es uno de esos films que uno no debiera perderse bajo ninguna circunstancia. Comparte denominador común con ‘The Man from Earth’ en lo referido al esquema y escenario elegidos, una casa donde son reunidos un grupo de amigos a los que les aguarda mas de una sorpresa.

Y aunque no llega a la excelencia de esta última, el film consigue algo muy difícil en estos tiempos: atraparnos e introducirnos poco a poco en un trama de la que queremos escapar y no podemos, guiados de la mano de una tensión introducida con acierto y de forma constante.

Sensacionales interpretaciones ayudadas por una efectiva banda sonora, en especial la de su protagonista Logan Marshall-Green (impresionante su parecido físico con Tom Hardy) con el que uno empatiza con el corazón partio pasando constantemente del ‘esta movida huele a perro muerto’ al ‘uffff, está como una puta cabra’ gracias a una dirección y a un guión que rezuman solidez, en un metraje del que no sobra ni solo un minuto. Si a eso le añadimos un final de esos que le dejan a uno con la boca abierta, deviene casi obligado su visionado.

Hay fiestas a las que es mejor no ir, aunque resulta difícil declinar una invitación como esta…

2 comentarios de “The Invitation

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.