Raised by Wolves (Primera Temporada)

Mal, pero que muy mal se tiene que dar para que servidor no recomiende un producto de ciencia ficción. Y obviamente, ‘Raised by Wolves’ no es la excepción.

El que disfrute del buen hacer de Ridley Scott, puede regocijarse con esta serie cual cerdito en una ciénaga. Porque cierto es, que la serie contiene todas y cada una de las fijaciones que le han estado obsesionado en los últimos (y no tan últimos) tiempos.

Tras una fantástica escena inicial de créditos, nos topamos de bruces con una secuencia que exuda el preciosismo visual de ‘Prometheus’ por los cuatro costados. Si además y no a mucho tardar se le acompaña con una de las escenas más gores vistas en el género en los últimos años, pues no hay más: palante.

A partir de ahí, asistimos a un desarrollo al que se le van aderezando ingredientes aquí y allá y que el cine de Scott viene arrastrando. Incluso la Serie se permite el lujo en su capítulo final de insertar tantos, que no es que esta abra un melón considerable de cara a una segunda temporada, sino que cuestiona todo lo visto con anterioridad.

Pero no todo el monte es orégano en ‘Raised by Wolves’, desafortunadamente, ya que la serie aunque trae consigo muchos aciertos, también es cierto que incluye los mismos traspiés que le han pasado factura al director.

En el haber cuenta con unas secuencias preciosistas, de esas que muy pocos directores tiene el don de poder mostrarnos (no hay nadie como Scott para estos menesteres). Asimismo Madre (Amanda Collin) supone un acierto brutal de casting. La serie introduce también elementos muy, pero que muy atractivos para todo fan del género. Y por si fuese poco, la serie no se anda con miramientos a la hora de manejarlos, rozando lo gore en multitud de ocasiones. Bravo!

En el debe arrastramos los mismos errores que se tornan a veces indefendibles en sus producciones para la gran pantalla. Para empezar la mayoría del casting resulta terrible, en especial el de los niños. El comportamiento de los personajes, como ya sucedió en sus últimas producciones de sci fi, resulta errático y da a lugar a situaciones absurdas o inverosímiles, en las que uno realmente se pierde y no sabe muy bien adonde se dirige la serie, atiborrándonos de tramas sin llegar a cerrar realmente ninguna.

Pero mal que me pese, y aunque me molestan este tipo de cosas, soy un acérrimo defensor de Scott, y como mantra he acuñado con el tiempo una de sus premisas: “Lo importante no son los personajes, sino la historia”. Y en resumidas cuentas, ‘Raised by Wolves’ cumple a pies juntillas este último axioma. Imperfecta, si. Imprescindible, también….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *